martes, 25 de diciembre de 2012

¡Que ha llovido!

Que ha llovido...
¡Que ha llovido,
me dice el viento que esta noche acuna cascabeles!...

Que ha llovido,
¡Que llovió en el monte,
dice trayendo perfumes de hongos y oréganos en su pelo de abismos!

Que llovió riendo,
¡Que ha llovido
empapando en la tierra los espíritus vivos!

Que ha cantado
amando...
¡Que ha llovido!
Huelo hasta el alma las ánimas de los hijos.
Y me conmueven las retinas hasta el corazón.

Me transforman hasta el ser que soy
más allá de toda esfera
por un momento, por un momento somos una: viento, tierra,
lluvia, estrella, yo...
verdor del drago
el olor que trago
en el profundo nacimiento de la noche azul que alumbra la aparición.......

Que ha llovido,
me arrastra en sabor y olor el viento mientras
su aliento
me humedece el alma
me penetra los sentidos,
me ablanda el corazón,

mientras me hace brotar todas las fuentes de recepción y gratitud.

¡Que ha llovido!...

[24-12-12, 20:36, Malpaís de Candelaria, Tenerife]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: