sábado, 19 de enero de 2013

Destellos

Mi celo
no es el celo sexual.

Y tú lo sabes.

Mi celo es la tristeza de ver en ti lo que no quiero ser:
alguien que en verdad no se ha entregado.

*

Sin embargo,
esa es ya vieja historia.

La nueva habla no de carencia,
sino de plenitud, de alegría de ser!

Despertar al amor
desde donde ver con hermosa salud
el color, y la virtud, de la bondad.

Espejo de lo que no,
eres evocación de lo que sí:
¡ese es el camino de tu nombre!

Desenredaré con las caricias de mis manos
ese lío,
pequeño infante que se esconde...
¡Y con suavidad!

Ver de nuevo,
oler el río,
sentir
...el canto de la verdad.

Lo demás
es un todo un frágil y equivocado sueño.

¡Amor!

                                                                                                                                  [19-1-13, 1:09;
                                                                                                                                    10:00 Lavapiés]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: