viernes, 11 de enero de 2013

Güímar, Tenerife


Me voy,
¡me voy!...

Qué desdichado desaliento me arranca de nuevo de ti?
Candelaria, Tenerife,
tierra de mi sangre y savia de mi raíz,
valle, cuenca de mi basalta historia
que tejo ahora -quién sabe cómo-
lejos de aquí.

Vive,
valle de Güímar
para que toda tu viva euforia,
olivina viva -dragos, alisio y rocas-
nutran mi sangre, marina,
cerca y lejos,
lejos y cerca
en mí...

[MdC, Tenerife 20:27, 10-11-12]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: