jueves, 24 de enero de 2013

Hay un Sol en el Centro de cada Tierra

No hay nadie que pueda dar mayor sentido
ni menor
a nuestra vida
que nosotros mismos.

Estando en el propio centro, lo demás tiene su justo sentido.

No necesitas que te quiera nadie para tener valor. Tu valor es intrínseco.
Ni pierdes valor porque alguien no te quiera. Tu valor es intrínseco.

Entonces, las conexiones al resto de mundos serán poderosas:
serán conexiones
desde la verdad individual
y en el momento propio y espacio oportunos.

Que algo no ocurra ahora, o no haya ocurrido, no significa que no haya de ocurrir en el futuro.

Y al fin: todos somos uno sólo, cuyas partes se van reconociendo según han ido abriendo los ojos y ejerciendo las manos,
como un pequeño infante que aprende a caminar y a hallar gozo en la vida.

21:29, 24-1-13 Lavapiés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: