jueves, 28 de marzo de 2013

Qué es más importante:
¿El antes,
o el después?

Dicen
que el orden de los factores no altera el producto.
Pero eso puede que sea hablar de matemáticas: física sin espíritu.
Así se habla cuando piensa la mente sin sentir al corazón.

Pero, no hay razón:
¿Ves cómo espera
la primavera
al pleno
del invierno
para cantar a capullo abierto su canción?

Habla el silencio,
lo escucha el alma agradecida y peregrina...
Y no halla necesario llorar a quien,
joven oído, aunque maduro, no escucha...

Simplemente espera.

Como espero
yo.

Te digo: espero
estoy esperando

Esperanza

La vida
es más grande

-Escucho...
Ojalá tú y yo fuéramos lo mismo,
el mismo camino: amor-

Que nosotros dos...

17:35, rest. Soto del Real, Colmenar Viejo (la dulzura de la sabiduría me sugiere su nombre!...), 28-3-13, Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: