miércoles, 17 de abril de 2013

Desesperación

Mi corazón está vacío,
¿cómo se alegrará?
El vacío que lo ha oscurecido
grande y frío será.

Mi corazón está triste,
¿qué lo alegrará?
La alegría que lo ilumine para siempre
la buena, buena será.

Mi corazón está vacío,
y yo ya no tengo sensibilidad.
Yo qué sé qué cinta imposible me ha derrotado.
¡¿Quién me rescatará?!

¿Quién, cómo, dónde, cuándo?!...
Porque yo no sé,
yo
no
puedo ni sé
hacer nada más!...

17 de abril de 2013, 17:21, Madrid

sábado, 13 de abril de 2013

Perfume blanco

Una cosa
me hace revivir,
vibrar
despertando como de entre muertos.

Lleva la luz de la tarde, teñida de mil colores,
y el olor de los frutos rojos que acaricia el viento.

El murmullo de las raíces vivas bajo el húmedo suelo,
y el misterio de la noche, donde todo es posible.

Sin embargo,
a pesar de la aparente oscuridad,
me llena de luz,
más brillante que la del mediodía,
y hace a mi cuerpo cantar, inevitablemente,
la sinfonía a la que pertenezco y que había olvidado..

Todo es posible en ella,
llena de amor y simple esplendor.

Derrota mis muros,
los miedos los salta,
florece mi blanca flor.

Caballería que traspasa fronteras:
y su manto y su espada son la verdad y la imaginación
para eternidad en eternidad.

Me posee su perfume
-y somos el mismo aire-
en una sencilla palabra:

Magia...

17:44, playa de Candelaria, cofradía de pescadores.
13 de abril de 2013


jueves, 11 de abril de 2013

Las mujeres de mi tribu

Jueves 11 de abril de 2013
12:10
¿Dónde están las mujeres de mi tribu

que me ayuden,
que me enseñen?

Separados en celdas habitacionales
vivimos esclavos potentes seres racionales

volviéndonos locos
informados de mil maneras contrarias

traicionándonos sin querer,
a la vida, sin querer
volviéndome loca.

¿Dónde
está mi tribu,

las mujeres de mi tribu?

domingo, 7 de abril de 2013

Una mujer

Lunes 7 de abril de 2013
20:17, coche hacia Colmenar Viejo
.

Una mujer.

¿Qué quiere ser una mujer
más
que una mujer?

viernes, 5 de abril de 2013

Lo que queramos

5-4-13, 11:21
Chamartín, tren a Atocha

Criticamos
que, siendo por la naturaleza viviríamos,
si no fuera por la intervención de la mano humana

Sin darnos cuenta de que,
otras veces, moriríamos,
si fuera por la Naturaleza
y no interviniera nuestra voluntad.

Nos da la Vida la capacidad de elegir
-muchas veces- sobre su veredicto.

La vida
la muerte
está en nuestras manos.