jueves, 2 de mayo de 2013

uno, todos

Qué gran falacia,
inclinación de opresión y esclavitud,
es esforzarse por hacer
de la soledad virtud.

La alegría plena
en sociedad llega.

---

La capacidad de estar con una/o misma/o,que es la misma que nos lleva a unirnos al resto,
no tiene que ver con el insensata idea de necesitar estar asolados, solos. No estamos hechos para la destrucción (la soledad), sino para la vida.

La persona y la sociedad son mutuamente interinfluyentes e interdependientes.

En una sociedad ideal, lo verdaderamente bueno para la primera, es bueno para la segunda, y viceversa.

La transformación personal depende tanto de la social como la social de la personal. Mientras no entendamos esto, viviremos como seres irresponsables y esclavos.


2-5-2013, 13:15, Fuenlabrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: