viernes, 13 de septiembre de 2013

Vosotros mismos seguiréis sufriendo el error de vuestra propia obcecación:
mientras la mujer no sea igual de libre que vosotros
estaréis cojos, tuertos,
seréis tartamudos, ciegos, ...
y sufriréis -aunque con el privilegio de la movilidad física y social- el error de vuestro propio desprecio.

20:12, viernes 13 de septiembre de 2013
Fuenlabrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: