martes, 17 de diciembre de 2013

Guitarra

Aplicando todo el calor a su guitarra,
canta el alma del amante toledano;

Hiere las cuerdas con caricias
ablandando corazones que pasan con su mano.

No son notas lo que de tu instrumento salgan:
sino ondas, ondas de luz y amor, hermano!

Tanta es la belleza que dispersas
que diluyes el superfluo pesar de mi mundo equivocado.

Eres la fuerza incomprensible de las estaciones que imprime el alma

Eres el valor del amor en tu cuerpo y manos

Eres la vida inatrapable del hombre
que canta hasta el infinito, más allá de la muerte,
el estanque de la vida como pájaro libre vibrando.



Domingo, 16 de junio de 2013, Rastro de Embajadores, Madrid
Jesús Cordones García-Romeral: gracias por compartir lo que llevas dentro.


1 comentario:

  1. "el estanque de la vida como pájaro libre vibrando"

    Me ha encantado este poema lleno de admiración sincera y sensibilidad. Bravo a los dos :)

    ResponderEliminar

Hey, claro que sí, abre un hueco!: