jueves, 20 de noviembre de 2014

Ludmila Trachta Ramírez

V. 26 agosto 2011
21:26 horas
<M> Sáinz de Baranda (Madrid)


Yo soy Ludmila,
Amada por los hombres,
herencia divina.

Por parte de mi padre:
Perseguida,
pues Trachta es lo que significa.

Rama, Ramera, Ramírez:
puta, hija de puta, ...
que a todos los hombres recibe.

Debajo de los árboles
conjuro un hueco santo
donde nadie mire mal
a cada hombre al que sagradamente amo.

Yo soy bruja oculta ante los hombres,
hija de la Tierra
a quien el miedo, lleno de miedo, persigue.

Mis ramas son santas,
halla paz quien me recibe.

Maga hermana de los magos
que la inteligencia de la vida siguen.

Nadie me la puede robar.

Podría haber sido quemada
siglos antes.
Princesa y sacerdotisa de Avalón.

Dama y guerrera
entera de Camelot.

Desde que en julio te encontré,
Madre,
en el Parque del Retiro,

y descubrí mi profesión
en mi nombre
a la vera de un amigo,

me llamo bruja y puta sin desvelo.

Hay más de verdad sublime
en lo que acusa la ignorancia...

Yo soy de las que busca la verdad
y la vive.

Traspasé la barrera,
se rompió el velo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: