miércoles, 26 de agosto de 2015

Llueve, y me mojo

Igual que hablaría de tu amor a los vientos,
de tu tormenta hablaré como la siento.

Igual que de la luz de mis pestañas,
de de mis heces las telarañas.

Igual que de la belleza,
la oscuridad.

Igual que de cuando hay,
de la ausencia.

Y, además, ¡todo marcará el camino!

El único sitio a donde hay que ir.

El Amor que venimos sin límites.


26/8/2015, 22:38, Fuenlabrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: