miércoles, 7 de diciembre de 2016

Justificando las (buenas) cuentas

No me sale a cuenta quererte

No me sale a cuenta

 

No me doy cuenta de quererte

Aunque te quiero

Una vez decidido mi desapego.

 

Y desde aquí,

Desde donde puedo bien

Me acuerdo de ti

Y creo

Que me quisieras

Aunque a ti tampoco

Te haya de salir a cuenta quererme como yo quiero…

 

A fin de cuentas

Habremos de querernos,

Aunque sea sin encuentros.

 

Habremos de querernos.

 

Y eso es bueno.

 

Porque así,

En la imaginación,

sí me sale a cuenta

Lo que te doy por lo que me llevo.

 

No sé si es valiente

Di que es cobarde.

Yo creo que está bien

Porque es justo y me lo debo.

 

Y, a fin de cuentas,

Sin abrazarte ni que me abraces

Y sin tener que invertirte tanto amor como recibirme no halles

 

Yo tengo tanto,

Tanto.

 

Sólo

Porque te quiero.

 

12:53, Miércoles 7 de dic de 2016
En un banco de Madrid

domingo, 23 de octubre de 2016

Me emborracho.
Y tengo ganas de escribir.

Te recuerdo, Juanjo,
como si fueras una lámpara de disco en el techo.

Todo son luces artificiales.

Pero ahí.
No aquí dentro. Sino ahí fuera.

Ya sabes. Esto se trata de un juego.

No.
Yo no lo sabía.

Nada demasiado en serio.
Salvo la elección que debes tomar.

Un camino te permite seguir siendo libre,
El otro todo lo contrario.

Y así será,
Como el juego de la Oca,
Toda la Vida Cósmica.

...

Se han tirado dos al tren
Que ya no querían seguir jugando.
Aquí.

Mi pregunta es si saben que están en un juego.
Si saben que ellos tienen el poder.
Si han aprendido eso en la vida, o si lo sabían, antes de morir su cuerpo.

O si no lo sabían,
Y serán presa fácil del pánico en el siguiente mundo,
Porque aquí su corazón estaba muerto sin su propio latido de verdadero conocimiento...

Yo,
Si algún día me tirara a las vías,
Ahora lo haría pensando en subir al cielo.
A ese donde todos, en una 9a dimensión, estamos.
O eso creo.

Al menos, que ahí podemos subir.

Lo haría sin rencores,
Sin miedos,
sin dolor.

Sólo porque así lo deseo.

Porque soy libre.

E igual que puedo cambiar mi plato de comida
O mi trabajo,

Puedo

Cambiar de Vida.



Fuenlabrada, domingo 23 de octubre de 2016

viernes, 23 de septiembre de 2016

Mujer Nueva

Gracias, Dios,
Porque has llenado mi corazón de amor.

Gracias,
porque he conocido amar, a pesar de no ser amada,
tanto he amado.

Gracias porque encontré un cielo nuevo,
y sí, fue cuando me atreví a dármelo, que allí encontré lo que encontré.

Se extendió mi cuerpo al máximo
tuve que doblar mi cuello al cielo para vibrar lo que me llegaba.
Tanta fue la extensión de mi placer que adoraba con mi sexo al Cielo.

No sé si fueron 3 largos minutos
o la una hora:
no cesaba,
yo me lo di;
y porque ahí también el ofrecimiento estaba,
y mano suave
y dulce entrega.

Yo sé que la Vida da
cucharadas únicas. De qué me quejo,
pequeña, ¿por qué lloro como si no supiera,
que la vida es cada momento,
y no hay sentido en mirar atrás?

Por eso GRACIAS a mi amante,
Gracias a las yemas de las nubes que toqué;
pues no hice sino subir y subir más alto.

Había decidido subir,
darme yo misma escalera
y por eso subí.

Un precioso comienzo en un camino nuevo que he empezado
-Juanjo
la tuya sólo es la primera-
donde el Amor es el más protagonista
-ya pasé la gran oscura y cortina -
y soy otra.

Gracias porque sé que existo amando
aunque no sea amada de vuelta,
y porque haciendo así yo me he hecho de mi Vida buena dueña.

Sólo la primera experiencia,
y ¡cuánto me queda por recorrer!

¡Amor,
Amor!...

Por decirle que le he amado, y decírselo sin pegas,
he dado rotura a lo que me ataba
ya no tengo nada que me apega.

Se dio lo que se dio,
y maravilloso.

Ya soy otra
Mujer Nueva.

23/09/2016
21:04
Fuenlabrada, Madrid

viernes, 15 de abril de 2016

He vivido tanto tiempo en la ignorancia
que pienso que todo el mundo -la mayoría-
es ignorante.

He vivido tanto tiempo necesitando
esperando
ayuda,
que pienso que todo el mundo la espera,
que la necesita.

He vivido tanto tiempo en la escasez
que aprendí a no darme nada
que no podía
que no lo merecía
como no me dieron.

Que cuando descubro algo,
antes incluso de terminar de recibirlo lo estoy dando
para que todos lo tengan.

Que no termino de llenarme ni de centrarme en mí,
tanto tiempo estuve dándome afuera.

En los tiempos del barbecho de la niñez
fui esclava -de quien debió amarme y servirme
fui palangana de escupitajos -de quien debí aprender a ver mi propia grandeza
fui la envidia mala -de a quien yo sólo me hubiera nacido admirar.

Y recibí golpes.
E insultos
Me orinaba de miedo y fui humillada.

No conocía, era una niña, los desastres históricos de las guerras sociales.
Mas no me hizo falta
para conocer cómo arrasa en una vida la falta de amor,
para vivir el temblor de la inseguridad y el frío de la incertidumbre,
para aprender a acallar la alegría, que terminó soterrando la tristeza.

En aquellos tiempos yo fui rebelde primero.
Luego aprendí que en la perfección a veces habían halagos
aunque fueran sólo ante extraños.

Entonces, para cuando me di cuenta ya me había acostumbrado a someterme,
me había olvidado de mí misma,
y caí en la depresión de la conciencia de la contradicción,
del miedo a decidir
de la parálisis ante la culpa de ese dios terrible que me enseñaron sus golpes.

Luego a los veinte tuve el valor de salir de aquel campo, aunque fuera a rastras.

Y sólo diez años más tarde he conseguido levantarme de verdad
al tener un hijo.

Por él me he dado el permiso de amarme de verdad,
como me merezco
-como se merece que se ame su madre.

Y entonces veo cómo hay gente que ha estudiado bien
profundizando en lo que le apasiona,
esas cosas que a mí me gustan y que sólo toqué en superficie -qué miedo de bajar más.

Que ha vivido pronto lo que pronto se debe vivir
-antes eso me entristecía, pero ahora sólo lo vivo como yo quiero ahora.

Que culta o no, está arraigada en sí misma
-qué gran regalo poseen!

Antes yo pensaba que las generaciones nos parecíamos.
Y en algo debe ser cierto.
Aunque yo venga de un recóndito lugar que no se parece mucho a la que pertenezco.

Pero también veo gente a quienes bombardean su ciudad.
Niños humildes a cuyos padres matan uniformes descorazonados por mentes sin bondad.

Niños de tu ciudad y de la mía, en Sudamérica y en Madrid
de sólo dos años y menos
que son violados en su sexo.

Y así se les recibe en el mundo.

Y ellos solos. ¿Quién se da cuenta, hasta que lo descubren?

Ellos son los que peor lo pasan, los niños.
Como lo pasé yo.
No ahora, por mucho que haya sufrido,
es la niña de dentro la que sufrió.

Y sufren los animales hacinados en granjas, en vez de vivir libres al sol.
Y nosotros sonreímos ante un filete o una hamburguesa cada día como si eso fuera correcto.
-porque no vemos, la mayoría, de qué terrible lugar viene la carne
ni hemos sentido su dolor.

...

Una cosa he aprendido
y supongo que todos tenemos que aprenderla
-y a través de lo que venga entonces mantenernos en esa verdad-:
que la vida, la calma de estar centrados en la inalienable vida que somos,
permanece, más allá del sufrimiento mental y corporal.

Por eso sé que una piedra siente.
Porque también una planta
si es que un animal también
porque yo y mis iguales sienten.

Me queda una cosa por hacer en la vida:
Afirmarme en esta Libertad que he encontrado en mi Camino,
y Enseñársela a los que saben menos y andan preguntando en sí.
Y lo haré junto a los que ya caminan este camino, antes que yo y a la vez conmigo.

Y sé que ya antes que yo otros lo terminaron.
Y que algunos de esos
a nosotros nos ayudan y nos guían.

Gracias

22:14
15/4/2016
Fuenlabrada



Una Llama

¿Cómo se ama hacia el Vacío?
¿Cómo de da cuando se quiere dar y sin embargo no sabré, no hay acuse de recibo?
¿Se da?
¿Se debe dar?

Porque creo que no se debe.

Pero ¿cómo puede dejarse de dar cuando el amor brota solo,
como sin permiso
y encima me inunda con sus gratificaciones altas y maravillosas?

¿He de vivirlo yo sola, sin hacérselo a alguien saber?

Entonces recuerdo mi amigo el papel escriba
mi poesía mentora
ese espíritu que me acompaña a cualquier hora...

Sola volaré por el Universo

Sola me emocionaré hasta el éxtasis que transforma la materia y los mundos

Y sólo podrá comprenderme Dios
-y sus espíritus acaso

Amar
todo mi fin
Amar
todo mi deseo
Amar

Ya no me detengo en las respuestas
que no sean el mismo Origen que me provoca los descubrimientos

Me deslizo como condón lubricado en pene erecto
y penetro los mares incognoscibles de la Existencia

Como una Eva
no como Aquélla sino como la Nueva
la Libre
Mujer

¿Cómo se puede querer?

Estaré en todas partes
y en cada una haré el amor como se solicita -tengo eso y más dispuesto
En lo demás arderé en el Silencio Misterioso
que transforma y que no Quema
salvo lo que tiene que quemar.

Soy una Llama
que Arde y que Llama
Desnuda
Perfecta
Elevada al Sol
y entregada para servir en el bien
a todo el universo.

20:38
viernes 15 de abril de 2016
Fuenlabrada

jueves, 24 de marzo de 2016

Por amor,
entrego sin fronteras todo aquello que deseo,
que tengo,
para dar.

Por amor,
espero paciente el retorno de mi dádiva.

A veces se hunde en el hueco del silencio
y allí sólo oigo mi propio corazón palpitar
reverberando en el oscuro infinito del Universo.

-Y entonces entiendo,
sólo cierro los ojos...

Sonrío enamorada en la esperanza de que llegue mi amor como la luz de una estrella
y en la otra, se encienda,
aunque no lo viera;

y al notar que es el fuego incansable de la Vida que hay en Mí
Eso que soy
Lo que doy
lo que espero

Ya lo tengo
y lo tengo para compartir.

Y así
sola
pero acompañada,
pues soy una
pero toda,

amo
por amor
vivo
por amor...

El amor me ha hecho libre de mis barreras.
Tan dulce es su aguja y su filo
que ante sus delicados cortes se han deshecho mis cordones.

Ahora camino desnuda
-más desnuda
Ahora nada poseo
-porque lo amo

Ahora me envuelvo en la experiencia de Ser
Alegría.

Me he visto en el espejo de un corazón bondadoso
de un cuerpo grande y fuerte
de un espíritu sutil
de una mente serena.

¡Qué afortunada soy!
¡Cómo han caído aquellos muros en arenas
y me entrego
ya sin miedo
ya sin penas

todo lo creo
tan sutil
y en sí todopoderosa

No vuelve la luz
-aún no vuelve-
más está entregada.
Mas salió brillando,
mas me inundó con más luz con ese envío.

Ahora soy más
Ahora soy Yo
Ahora brillo
Ahora es risa y llanto de amor que quema sin quemar para siempre.

Ahora entiendo sin las palabras
Ahora oigo sin los sonidos

Ahora sé lo que es ser Eterna,
vestida allí con un pequeño mote corruptible enfrascado...
por el cual no obstante se llena de Placer mi Dicha.

Se quema el cuerpo y se eleva,
no queda otra,
de Amor en más Amor que me llena.

Todo lo hago por amor
en el amor,
desde el amor,
hacia el amor...

No hay espera por más que sean mil años
cuando lo que arde en mi pecho es el el fuego eterno.

24/3/2016, 13:53
Fuenlabrada

domingo, 13 de marzo de 2016

Unstable

Unstable.
That's what makes me step forward.

In live emotion, in
live expectation, in
live fear and hope.

In live freazzing air running against my naked face
-my blood bursting up fastly, reddly, readily...

Unstable
where I felt the most extassy
the pleasure in the weakness
and from which I find a new place,
wider from where I was before,
where to place again my bare foot.

When I'm, once more, firm on earth with both feet,
when the sun heats anew my skin and my pupils pierces,

When I feel the grattitude of having overcome the storm,
and I'm again whole, and I'm bigger,

One thing remains undestructible and memorable:
the Supreme Beauty
of that which was exploded from the never-ending Source of Love:

that which made me more alive,
which made me more conscious and aware
and

That which made me
Unstable

Ludmila Trachta
1:33 h
Fuenlabrada, 13/3/2016

sábado, 12 de marzo de 2016

Ciega (Llena)

Entonces quedé ciega,
por un momento.

Tal había sido la belleza del destello,
la hermosura de la flor en el camino,
la melodía con que trinaba el mirlo desde el fondo de su cuerpo.

Mas cuando el destello dejó de brillar
y no hubo más noche para verlo;
cuando, tras siete días, la flor se mustió,
siguiendo su naturaleza;
cuando el pájaro dejó de cantar
para volar a otro árbol,

Sentí el vacío del abandono,
la tristeza de la soledad,
el dolor de haber amado lo que es efímero.

Entonces, envuelta en lágrimas, volví la espalda.

Y allí estaba Yo
Misma
aún Mirándome,
sonriente,
Diosa;

Esperándome, sin tiempo,
para retomar el Camino.

12/3/2016
23:47
Fuent-Labrada

martes, 8 de marzo de 2016

Grácil

"Si yo te amo, ¿qué te importa? No es asunto tuyo" - Goethe

No me molestaban sus ronquidos.

Sus ronquidos eran para mí
Como rugido suave de un mar que dormitaba.

Apenas me di cuenta.
Entonces caí en cuenta
De aquellos otros
Bastos, altivos, fríos, devastadores
Que otro tiempo me hicieron llorar.

Corresponden los ronquidos a la dulzura o tacañería en el amor de sus dueños.

Estos eran dulces a mis oídos,
Suaves
Como una grácil lluvia de verano.

No me molestaban sus ronquidos
Y entonces me di cuenta...

Me di cuenta que lo amaba.

00:42, 8 de marzo de 2016, Fuenlabrada

Mi Responsabilidad

Voy a amarme con Este Nuevo
Como Acto Poético de Libertad
- Amor verdadero, ligado sólo al Presente-,

Aunque ame más al Otro
(Y quién sabe si quizá mañana no sea diferente).

Para recordarme que
Mi sexo
es Mío.

Y la Responsabilidad de Mi Vida (no entregársela y exigir luego al otro),
Mía.

Que nunca nadie, por tanto, tampoco me pertenecerá

-Ni falta que hace.


8 de marzo de 2016, 00:04, Fuenlabrada

sábado, 27 de febrero de 2016

No sé quién eres - o Amor cobarde o de papel de caramelo

-Pedro, ¿me amas? -Sí.
-Pedro, ¿me amas? -Sí.
Por tercera vez le pregunta: -¿Pedro, me amas?
Pedro se entristeció de que le dijese por tercera vez: '¿Me amas?' y le respondió -...Sí, tú sabes que te amo.

(diálogo libre de Juan 21:15-17)


"Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se le acercó una criada, diciendo: 'Tú también estabas con Jesús el galileo'. Mas él negó delante de todos diciendo: 'No sé lo que dices'. Saliendo él a la puerta le vio otra, y dijo a los que estaban allí: 'También este estaba con Jesús el nazareno'. Pero él negó otra vez con juramento: 'No conozco al hombre'. Un poco después, acercándose a los que por allí estaban, dijeron a Pedro: 'Verdaderamente también tú eres de ellos, porque aún tu manera de hablar te descubre'. Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: 'No conozco al hombre'. Y enseguida cantó el gallo. Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: 'Antes de que cante el gallo, me negarás tres veces'. Y saliendo fuera, lloró amargamente."

Mateo 26: 69-75

Fuenlabrada, 27/2/2016, 21:00

jueves, 25 de febrero de 2016

Imbécil

Me tomaste por una imbécil

Una a la que le bastaría recibir nada de ti
A cambio de todo,
Mientras permanecías oculto
-sólo para ligarme, un poco de luz-.

Y así fue, aunque en descontento.
Y así fui, aunque en discontinuo.

Mientras estuve a tu lado,
-más bien a tus espaldas-, imbécil:

Una imbécil.

Fuenlabrada, 25/2/2016, 18:37

miércoles, 20 de enero de 2016