martes, 8 de marzo de 2016

Grácil

"Si yo te amo, ¿qué te importa? No es asunto tuyo" - Goethe

No me molestaban sus ronquidos.

Sus ronquidos eran para mí
Como rugido suave de un mar que dormitaba.

Apenas me di cuenta.
Entonces caí en cuenta
De aquellos otros
Bastos, altivos, fríos, devastadores
Que otro tiempo me hicieron llorar.

Corresponden los ronquidos a la dulzura o tacañería en el amor de sus dueños.

Estos eran dulces a mis oídos,
Suaves
Como una grácil lluvia de verano.

No me molestaban sus ronquidos
Y entonces me di cuenta...

Me di cuenta que lo amaba.

00:42, 8 de marzo de 2016, Fuenlabrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hey, claro que sí, abre un hueco!: